jueves, 29 de octubre de 2009

CAMINANTE NO HAY CAMINO SI NO VES MAS ALLA DE TU PROPIO OMBLIGO


Los políticos, agentes sociales, instituciones financieras y empresas de crédito y caución tienen parte de la solución a esta crisis pero a la vez son parte del problema.

Actualmente están en punto muerto y no saben como hacer que gire la rueda económica, bloqueando la reactivación económica y contribuyendo con su inoperancia al incremento del paro.

Los políticos no cooperan en beneficio de sus votantes y de la sociedad, sino en su propio beneficio. Algunos saquean las arcas publicas con salarios improductivos que en ocasiones complementan con corruptelas y los pocos que pudieran ser productivos y se ganan sus salarios, apagan fuegos con los recursos públicos y pierden una parte muy importante de sus energías en guerras internas de partido o con los partidos de la oposición, algo que en nada beneficia los intereses de los ciudadanos.

Los sindicatos no saben si hacer huelgas y exigen más prestaciones, defendiendo subidas de impuestos que penalizarán el consumo y generaran más paro.

La patronal ve como se cierran empresas y es incapaz de parar esta sangría, atrincherada en sus posiciones e incapaz de avanzar en la negociación.

Las instituciones financieras intentan mantener sus márgenes incrementando sus comisiones y minimizan los riesgos crediticios cercenando la liquidez de unas empresas que saquean antes de dejarlas morir con comisiones e intereses de descubierto.

Las empresas de caución crédito que se hicieron imprescindibles para facilitar los intercambios comerciales arrean riesgos como si de lastre se tratase, encontrándose en una situación muy complicada ya que en el contexto actual si asumen riesgos las primas pueden no cubrir las indemnizaciones y si no los asumen las empresas arrojaran el lastre de pagar unas pólizas que no les sirven para nada.

Hay muchos caminos que pueden conducir a encuentros para emprender unidos un nuevo camino hacía un modelo económico más sostenible y humanizado, que a su vez nos permita una mayor conciliación de la vida profesional y familiar, algo que sin duda repercutiría en un mayor rendimiento de los trabajadores. Sin embargo elegimos los caminos que no conducen a encuentros, alejándonos de otros caminantes que en vez de ser un problema podrían ser una ayuda en le camino.

martes, 27 de octubre de 2009

EL PUNTO MUERTO DEL ESTADO


Cuando hablamos del punto muerto o umbral de rentabilidad de una empresa nos referimos al volumen o nivel de ventas para el cual no hay beneficios ni pérdidas, es decir cuando los costes totales igualan a los ingresos por ventas.

Este dato proporciona pues los ingresos necesarios para absorber los costes fijos.

Cuando una empresa atraviesa un periodo de crisis y sus ventas se reducen es de vital importancia intentar reducir al máximo los costes fijos, sin embargo la administración estatal opera de manera diferente, se reducen los ingresos y en vez de tomar medidas correctoras para reducir los gastos, se recurre al déficit público para intentar dinamizar la economía y cubrir prestaciones por desempleo.

Por otra parte nuestra empresa estatal también opera diferente o otras empresas estatales europeas. Si bien en un primer momento se dedicaron esfuerzos para reactivar un consumo que repercutiera positivamente de manera indirecta en las arcas públicas vía impuestos y cotizaciones sociales, actualmente tenemos un mix, puntualmente se mantienen incentivos al consumo en determinados sectores, mientras por otra parte se penaliza éste subiendo los impuestos.

Sin embargo el estado, no es una empresa privada, y por tanto en su defensa del interés público es de recibo que recurra al déficit para cubrir prestaciones y subsidios, pero por otra parte debería hacer un enorme esfuerzo en reducir todo tipo de gasto improductivo con el fin de gestionar eficientemente cada euro recaudado.

Los esfuerzos por mantener el empleo con el Plan E, suponen poner un torniquete a una herida profunda difícil de cerrar, y aunque la contratación de mano de obra obrera para intentar mitigar el paro en uno de los sectores más afectados por la crisis debería ser algo positivo, se convierte en un derroche cuando esta mano de obra no se aplica correctamente en la construcción de infraestructuras vitales y se destina a levantar aceras.

Por otra parte, para la sostenibilidad de las cuentas públicas se elaboran todos los años unos presupuestos, quedando los del año anterior totalmente desdibujados por los efectos de la crisis, devaluando de esta manera su valor como herramienta de control del estado.

¿Servirán los presupuestos de este año para sentar las bases de la recuperación económica?

Los presupuestos son un instrumento más de control, pero tal y como dijo nuestro príncipe para salir de esta crisis es necesario trabajar codo con codo, y en España trabajamos a codazos, codazos entre sindicatos y patronal; codazos entre bancos y empresas y codazos entre nuestros representantes políticos. En definitiva codazos por todas partes.

Los presupuestos quizás estén enfermos de nacimiento, pero España también esta enferma padece la enfermedad del codazo y de la falta de colaboración en aras de un objetivo común que a su vez repercuta en un beneficio para todos.

domingo, 25 de octubre de 2009

viernes, 23 de octubre de 2009

CAJA DE AHORROS LA ESPERANZA DE MADRID


La esperanza de los clientes de Caja Madrid debería de ser que su Caja de Ahorros fuera presidida por el mejor de los candidatos posibles, lamentablemente Esperanza Aguirre valora más otras cualidades que la experiencia en el sector financiero, proponiendo un candidato que carece de ella para que maneje el barco en el peor de los escenarios posibles.

Y así, mientras los sables dentro del Partido Popular están levantados por el candidato de tan preciado sillón, los ciudadanos asistimos perplejos a como se pretenden poner nuestros ahorros en las manos de una persona sin ninguna experiencia en el sector financiero. Lamentablemente la Ley lo permite, pero los ciudadanos debemos estar tranquilos, ya que si el novato capitán estrella el barco con los ahorros de todos, el estado garantiza los depósitos de todos, tapando los agujeros del barco encallado con los impuestos de todos.


¿Que sentido tiene poner una persona sin ninguna experiencia como presidente de una entidad financiera? ¿Por qué no se regulan unos mínimos para ocupar determinados puestos de libre designación?¿Pueden cambiar los criterios para la concesión de importantes créditos en función de un presidente o otro?¿Como se puede tener tan poca vergüenza para dar tan triste espectáculo en un entorno en el que una gran parte de las familias de España están sufriendo una crisis con sus orígenes en el sector financiero?

miércoles, 21 de octubre de 2009

LA SOSTENIBILIDAD DE LAS ADMINISTRACIONES Y EMPRESAS PÚBLICAS.


La ganadora del premio Novel de economía de este año Elinor Ostrom ha estudiado decenas de casos en los que comunidades locales, cuando se han organizado en instituciones con reglas claras, tienen una autoridad colectiva legitimada y mecanismos de castigo para los que se salten las normas, logran una gestión eficaz y sostenible de esos recursos. Y que esas experiencias perviven durante décadas.

Si en vez de comunidades locales hablamos de organismos públicos o empresas de servicios públicos, implantamos reglas claras, con una autoridad competente y legitimada (no enchufada) y mecanismos de castigo para los que se salten las normas, ¿lograríamos una gestión eficaz?
«Lo que Ostrom ha demostrado es la existencia de mecanismos sociales de control que regulen el uso de los bienes comunes sin necesidad de acudir a la propiedad privada»
J. Stiglitz

Es evidente que gestionando más eficientemente los recursos públicos podríamos reducir el déficit, pero para ello seria necesario que para acceder a muchos cargos públicos se realilzaran oposiciones limpias o concursos de meritos, en los cuales pertenecer o ser afín a un determinado partido no sea un factor determinante, pero esto hoy en día solo le interesaría a los ciudadanos, no a nuestros dirigentes políticos y a sus cortes de enchufados.

REDUCIR LOS POLITICOS A LA MITAD, UNA MEDIDA PARA ALIVIAR EL DEFICIT PÚBLICO.


Los presupuestos del estado no nos han traído nada nuevo, la ministra dice que son los mejores presupuesto posibles y de Mariano Rajoy que es previsible, algo a lo que el responde agradeciéndole el comentario para criticar la imprevisibilidad del gobierno en la gestión de la crisis. Una de las intervenciones más completas fue la del portavoz de CIU, criticó paro aporto propuestas, aunque al final en su papel de partido nacionalista aburrió a todos los que no somos catalanes.

Destacable el abandono de la sala de los diputados tras la intervención del líder popular, al cual hay que reconocerle que animo la sesión, pero demostró una total falta de respeto por la Ministra al ningunearla responsabilizando a Zapatero de los presupuestos del paro.

Uno de los temas sobre los que se critico al gobierno es en lo relativo al gasto público, sugiriendo entre otras cosas la reducción de ministerios. Pero yo sugiero dar un paso más, reduciendo los políticos exactamente a la mitad. ¿Para que queremos tantos políticos?

Es muy lamentable que cuando se están debatiendo unos de los presupuestos más importantes de los últimos años, los diputados abandonen la sala demostrando una total falta de respeto a los ponentes, principalmente de los grupos parlamentarios minoritarios.

Me pregunto cuanto se reduciría el gasto público si redujésemos los políticos de todas las administraciones a la mitad. ¿Afectaría en algo a la democracia? ¿Se resentiría la economía?


O si no siendo un poco menos salomónicos, podríamos vincular el número de políticos al nivel del paro. Si el paro sube de un 10%, un 25% menos de políticos; si pasa del 20%, un 50% menos; si pasa del 30% con un 25% de los políticos seria suficiente; pero y si pasa del 30%.

miércoles, 7 de octubre de 2009

LA SUBIDA DE IMPUESTOS VAMPIRIZARÁ LOS MARGENES COMERCIALES

Cuando los comerciantes quieren vender más bajan los precios aún a costa de reducir su margen, de esta manera buscan incrementar hasta tal punto sus ventas de manera que se compense la reducción del margen y obtener un mayor beneficio. Es decir trabajan más, venden más, pero ganan menos cada vez que realizan una venta. Si en la situación actual de deflación, en la que empresas y comerciantes intentan mantener las ventas aún a costa de perder margen, el gobierno incrementa el precio de sus productos un 2%, lo que esta haciendo es que tirar por la borda el esfuerzo de los comerciantes penalizando el consumo y lastrando las ventas.

Es obvio que una mayor presión fiscal sobre el consumo supondrá una reducción del gasto de las familias, y lógicamente unas menores ventas de las empresas que traerán más paro y más gasto del estado en prestaciones y subsidios, pudiendo darse el caso de que el estado incluso recaude menos y gaste más.

Por otra parte la caja del estado no es una caja mágica y evidentemente sus recursos son limitados. En mi post titulado PANDORA, SU CAJA Y LA CAJA DEL DEFICIT PÙBLICO comentaba que si bien algunas de las medidas tomadas por el gobierno pueden mitigar la crisis, y ayudar a la reactivación económica, mi mayor preocupación es que de la caja estatal salga una hipoteca que tardemos décadas en amortizar, hipotecando las futuras generaciones en la amortización de unas deudas con las que enmendar los desaguisados de la generación de sus progenitores.

Con esta subida de impuestos por lo menos la hipoteca la pagaremos nosotros y no las próximas generaciones. Eso si penalizando el consumo tardaremos mucho más en salir de la crisis y la presión fiscal recaerá indiscriminadamente sobre todos los ciudadanos.

Si antes de que se agravara la crisis el gobierno hubiera bajado dos puntos el IVA, limitándolo a un intervalo de tiempo, sindicatos y patronal hubieran firmado el dichoso pacto social y se hubiera incentivado por un lado a las empresas que mantuvieran el empleo en el impuesto de sociedades y penalizado a las que no, se hubiera frenado el ritmo de destrucción de empleo y en la caja estatal aunque entrara menos IVA saldrían también menos prestaciones.

Sin embargo la situación actual es otra, pero lastrar el consumo no es la solución, habrá que recortar partidas de gasto público improductivo y subir impuestos a los que acumulen rentas improductivas y a los que más ganan. Algo a los que deberían de contribuir contentos, ya que con cifras de paro en torno al 20% si la crisis se prolonga solo faltara una chispa para que tengamos graves disturbios, algo que ya se vaticinaba en el foro de Davos.

EXPRIMIENDO LA TETA HIPOTECARÍA


Me ha llamado la atención un artículo de la Voz de Galicia titulado “Un avance científico hunde el precio de la leche”, en el su autora Victoria Toro nos cuenta como con la utilización de un método de alta tecnología se hizo posible una selección de espermatozoides de los toros para que las vacas lecheras fecundadas parieran muchas más hembras que machos, pasándose así de un 48% de hembras a un 90%, rompiéndose así con el equilibrio natural. El resultado de este experimento ha llevado casi a la ruina al sector lácteo al generarse tantos excedentes que han provocado caídas en los precios entorno a un 50%.

Si en vez de hablar de vacas, hablamos de pisos y casas también nos encontramos con una sobreoferta de viviendas generada por la ruptura de otro equilibrio natural. Este equilibrio se rompe cuando la vivienda deja de ser un bien de primera necesidad para vivir y formar una familia, a utilizarse como un activo de alta revalorización sujeto a una alta especulación.

Independientemente de la alta asunción de riesgos por las entidades financieras, el continuo incremento de los precios de las viviendas alimentado por las facilidades crediticias tanto a promotores como a los particulares atenta contra todo equilibrio natural. Las condenas a hipotecas perpetuas que necesitan alimentarse de dos sueldos para mantener las cuentas familiares en positivo, la inestabilidad e inseguridad laboral y el aumento de las separaciones y divorcios hacen que la posesión de una vivienda sea una tarea titánica.

Si siglos atrás los siervos se ataban a las tierras mediante contratos feudales de por vida
en los cuales el señor podía arrebatarle el feudo a su vasallo si éste incumplía sus obligaciones, la hipoteca se ha constituido en el nuevo instrumento vasallaje.

Y así volviendo a las vacas nos encontramos que donde no había vacas que ordeñar se han creado con créditos y donde las había se exprimen cada vez más sus tetas hasta reventarlas so amenaza de ser expulsadas del establo con sus terneros.

lunes, 5 de octubre de 2009

MAS DE 100 AÑOS DE BURBUJAS ESPECULATIVAS


Quisiera destacar el siguiente artículo de Albino Prada publicado en La Voz de Galicia el 05/10/09.


De 1909 al 2009: Rudolf Hilferding

Rudolf Hilferding, que fuera por dos veces ministro de Hacienda en Alemania, publicó en 1909 El capital financiero. Murió en París, encarcelado por los nazis, en 1941. En la introducción de su libro -se cumplen ahora cien años-justificaba acometer «un análisis tanto o más urgente por el rápido crecimiento y la influencia, cada vez mayor, ejercida por el capital financiero en la fase actual del capitalismo». Permítaseme citar aquí su cuarta parte, titulada El capital financiero y las crisis.


Para Hilferding, ya entonces, durante un tiempo (la fase expansiva del ciclo), la demanda creciente a través del crédito permite la expansión de la producción. A eso ayudan bajos tipos de interés, la concentración bancaria o la efervescencia de los mercados bursátiles, de forma tal que «las cotizaciones de las acciones han aumentado a consecuencia del rendimiento creciente. Se ha extendido continuamente la especulación que, en total, no ha registrado hasta ahora más que ganancias. Las ganancias especulativas despliegan su fuerza propagandística... con la mayor participación del público aumenta el número de los que ejercen su especulación sin medios propios o muy por encima de sus propias posibilidades».


A esa fase suele suceder «la quiebra del sistema de crédito [...] reconoce ahora como único medio de circulación el dinero en efectivo y, al mismo tiempo, [...] tiene lugar un atesoramiento masivo del dinero a consecuencia del pánico». Es entonces cuando «la Bolsa ha perdido sus creyentes y como la fe se ha convertido en un negocio, el negocio de la fe es cada día menor». Lo que puede «acarrear acaso la caída de uno de los grandes bancos de Alemania». Añadía cómo, ya de aquella, «se hace cada vez más intensa la interdependencia internacional de los procesos económicos [...] Así, los fenómenos de la crisis europea más reciente de 1907, por ejemplo, no se pueden comprender más que por repercusión de la crisis americana».

Cien años después, en el 2007, en su La ciencia humilde (Editorial Crítica) uno de nuestros más sensatos economistas de nuevo resumía la secuencia de una burbuja: 1) un activo (inmuebles, por ejemplo) se pone de moda y todos los inversores quieren tenerlo, 2) se compra con la intención de revenderlo y a ser posible con dinero prestado, 3) la cotización se aleja de cualquier estimación razonable, 4) los bancos exigen más garantías o la devolución del préstamo, 5) la gente no quiere oír hablar de ese activo y nadie quiere comprarlo.

Y añadía: «En un mundo en el que los capitales se mueven libremente una burbuja generada en un país puede causar víctimas en otros: este es el caso de aquellos inversores extranjeros que se han dejado seducir por el activo de moda». Las crisis financieras y las burbujas especulativas llevan ya, por tanto, más de cien años entre nosotros. Y, como se ve, no viven en Babia (despistados) todos los economistas

viernes, 2 de octubre de 2009

RASCA Y GANA UN PUESTO DE TRABAJO


“A perro flaco todo son pulgas”. Si a los parados ya no les llegaba con ver la mierda de anuncios que utilizan su situación laboral para vender más, ahora en la tierra de Berlusconi una cadena de supermercados de cuyo nombre no quiero acordarme ha organizado un sorteo de lotería, tipo 'rasca y gana', en el que los premios son 10 puestos de trabajo "garantizados" durante un año en uno de sus establecimientos por un salario de 1.000 a 1.200 euros.

Cuando pensaba que ya habíamos llegado al culmen con anuncios que repetían machaconamente, “crisis, ¿que crisis?, para después ofrecer viajes a Egipto, o sofás o tarifas telefónicas, o aquellos que utilizan a un parado para destacar las bondades de sus productos, va una cadena de supermercados italiana y se da a conocer gratis en todo el mundo con semejante imbecilidad.

Eso si, de esta desfachatez, que no debería de haber pasado del tablón de anuncios del supermercado nos informa entre otros la BBC, Telecinco, Antena 3 y la COPE

Deberían de ganar el concurso los más inútiles de Italia.

Mientras en la sexta podemos ver en el programa el aprendiz como se compite por un trabajo.

En otra ocasión también pude ver en un programa de bromas como citaban a parados a una entrevista para gastarles bromas para divertimento del público.

Lo próximo será poner cámaras en los comedores sociales para que podamos deleitarnos con un sorteo de un plato de lentejas.