jueves, 26 de noviembre de 2009

CANICAS ECONÓMICAS

Para ilustrar la teoría del caos Edward Lorenz nos dice que “el aleteo de las alas de una mariposa pueden provocar un Tsunami al otro lado del mundo”, ejemplificando así como una pequeña perturbación inicial, mediante un proceso de amplificación puede generar un efecto considerablemente grande. Quizás el tsunami económico que nos azota haya comenzado con un ligero batir de alas y la carcoma de nuestro sistema económico se haya gestado en un patio de colegio especulando con canicas.

Pensemos en un niño que un día lleva unas canicas al colegio, se pone a jugar solo y despierta el interés de sus compañeros, este les presta unas canicas y juegan todos juntos. El niño no cobra interés y todos pasan un rato agradable.

Sin embargo por la noche el niño tiene un sueño, si en vez de prestar las canicas las vende más caras de como las compra obtendrá dinero para comprar más canicas.

Al día siguiente cuando se acercan los niños para jugar con él, este les dice que si quieren jugar tienen que comprar canicas. Estos se las compran, juegan todos juntos y se divierten. El niño vende todas las canicas y algunos compañeros le piden más.

La próxima vez que se reúnen el precio de las canicas ha subido en el patio del colegio, pero los niños siguen comprándolas igual. Esta situación se repite y el niño empieza a ganar mucho dinero con las canicas rodeándose de símbolos externos que refuerzan su imagen triunfadora.

Pasado un tiempo otros niños empiezan a vender canicas, ya nadie juega con ellas y todos en el colegio quieren tenerlas.

Con más niños vendiendo el precio empieza a bajar, pero al poco tiempo se ponen de acuerdo entre unos cuantos y deciden subir los precios para mantener beneficios. Las canicas suben y algunos niños empiezan a entregar unos vales que dicen tener el valor de diez y veinte canicas, ya que algunos empiezan a tener problemas con sus madres para almacenar tantas canicas. Al fin y al cabo ya nadie juega con ellas.

El precio de las canicas sube y sube y algunos niños ganan mucho con el negocio. Sin embargo los precios están tan caros que de repente todos empiezan a vender vales de canicas y algunos exigen las canicas físicas. Pero no hay tantas canicas como vales y el negocio de las canicas se convierte en una ruina.

Años más tarde los niños estudiaron empresariales y realizaron prestigiosos Masters, entonces decidieron seguir con el negocio de las canicas pero esta vez utilizaron otros instrumentos.

Primero utilizaron participaciones en empresas, dejando de importar cual era su valor real, compraron acciones hasta que el negocio acababa muchas veces como el de las canicas.

Más tarde decidieron ser más prudentes y especularon con cosas más tangibles, como las viviendas, siendo el resultado que también se hundió el mercado y la economía. Sin embargo los niños esta vez no perdieron y al igual que con las canicas ganaron mucho dinero mientras el negocio iba bien, y cuando este se arruino el dinero salio de los impuestos de todos, ya que habían montado semejante tinglado que si este caía toda la economía iba detrás. Así que siguieron en sus despachos y buscaron un nuevo objetivo: las materias primas.

Y quien sabe, quizás si se hubieran puesto cotos a la especulación con canicas, los niños hubieran seguido jugando con ellas y años más tarde las cosas tendrían un valor razonable, acorde con el trabajo que cuesta hacerlas en lugar de tener que pagar pluses especulativos que crean burbujas que alteran la racionalidad de los precios.

“sólo si educais a los niños evitareis castigar a los hombres”

Pitagoras

miércoles, 25 de noviembre de 2009

DECLARACIONES DEL DIRECTOR GERENTE DEL FMI STRAUSS-KAHN


La crisis financiera está casi bajo control, aunque cerca del 50% de las pérdidas de los bancos podrían seguir ocultas, una proporción que es mayor en Europa que en Estados Unidos, y advirtió de que, históricamente, no habrá un crecimiento fuerte ni saludable sin una "limpieza completa" de los balances de los bancos.

La economía mundial está comenzando a ver el final del túnel, pero no será hasta 2010 cuando el desempleo comenzará a disminuir en los Estados Unidos y Europa.

Lo sucedido con los 'bonus' bancarios puede parecer "indignante", ya que las entidades se han salvado gracias al apoyo del dinero publico.

Hay una relación clara entre sueldos excesivos y toma de riesgos, además de la existencia de otros problemas por resolver, como la recapitalización de los bancos. "La cuestión es crítica porque aún se puede producir una crisis financiera y la reacción no puede ser la misma: no vamos a ver dos veces la inyección de miles de millones de dólares de dinero público en el sector financiero".

Los bancos tiene que financiar su propio seguro para hacer frente a riesgos sistémicos futuros para que si en el futuro se reproduce una crisis financiera, el dinero no salga de las arcas públicas, sino del propio sector, porque los ciudadanos, en caso de una crisis similar, no estarían dispuestos a que el dinero público volviera a salvar el sistema financiero

En caso de que se reprodujeran las condiciones de la crisis financiera, "la reacción sería extremadamente violenta" con un repliegue de países o bloques económicos.

"En este asunto, está en juego no sólo la regulación del sistema financiero" o el desarrollo económico, sino "la estabilidad de nuestras democracias", afirmó Strauss-Kahn ante un auditorio de altos dirigentes de banca, a los que señaló que "nada garantiza que podamos resolver otra vez" una situación de crisis similar.

"Hay mucho que hacer para disminuir el riesgo" que asumen las entidades financieras.

La crisis financiera ha sido "una crisis de la reglamentación y de la supervisión", aunque se vinieran a sumar otros elementos agravantes como los desequilibrios internacionales.

Hay que buscar un acuerdo internacional que, entre otros puntos, establezca una unificación de la reglamentación, criterios comunes para los mecanismos de salida de crisis, una armonización de las garantías y la protección del cliente de los bancos, y mecanismos para que los supervisores compartan su información.

El sector financiero debería centrarse en su cometido, la intermediación financiera.

"No hay crecimiento posible sin un sector financiero activo".

Fuente: Faro de Vigo: El FMI sospecha de que la banca aún oculta la mitad de sus pérdidas

martes, 24 de noviembre de 2009

Fragmentos de la entrevista realizada por Pablo Pardo al Premio Nobel de Economía de Geroge Akerlof publicada en el blog No doy crédito

P.: ¿Hay que reinventar la Macroeconomía?

R.: Sí. Hay que volver a uno de los elementos de Keynes: los mercados especulativos son muy importantes, y debemos prestar atención a todas las desviaciones de la teoría competitiva

P.: Usted y Shiller consideran la confianza un factor esencial en la economía. ¿Qué opina usted de los esfuerzos del G-20 para generar confianza y también para cambiar el marco regulatorio?

R.: Los mercados financieros necesitan ser regulados. Pero no estoy seguro de hasta qué punto el G-20 está siendo exitoso.

P.: Pero ¿no estamos en una economía bipolar? Por un lado, está un desempleo masivo. Por otro, nuevas 'burbujas' y un enorme 'carry-trade'. La economía real va de cráneo, y la financiera, de gloria.

R.: La respuesta es sí, y eso me preocupa. Yo creo que deberíamos poner énfasis en la Macroeconomía, y ver si el Gobierno puede lograr que nos acerquemos al objetivo del pleno empleo tanto como sea posible. Eso es lo que le preocupa a la gente. El "es la economía, estúpida" de Clinton, debería ser sustituido por "es el empleo, estúpido".

Pero creo que hay otro problema, que es la equidad, y que preocupa de forma especial a la opinión pública. Si yo fuera presidente, establecería una Comisión para hacer los retornos que la gente obtiene por su trabajo más equitativos.

Acaso la propia dinámica de la economía hace imposible poner controles a la remuneración de los empleados de los bancos y otras instituciones financieras. Acaso sea el propio capitalismo el que crea esa situación. Pero a mí me gustaría que alguien afrontara esa cuestión y viera que se puede hacer. Lo mínimo que podemos hacer es reformar el código fiscal, de modo que la gente que gana millones de dólares pague más que los que ganan sólo miles de dólares.

Sin embargo, desde los ochenta, ha habido un proceso de 'alivio fiscal' que ha beneficiado mucho más a la gente que más gana que a la que está peor. A mí me parece que si regresamos a la estructura fiscal que tuvimos hasta los 80, habrá más equidad.

martes, 17 de noviembre de 2009

“Las culturas ofrecen una evolución similar a la de los seres vivos, siendo la decadencia su fase final”.

Fuente: Wikipedia: Decadencia del Imperio Romano

lunes, 16 de noviembre de 2009

LA DECADENCIA DE UN SISTEMA ECONÓMICO


Aunque a lo largo del siglo XX, el capitalismo ha sufrido periódicamente diferentes crisis, la del 29 que precedió a la gran depresión, sentó las bases para el auge del nazismo al sumergir a Alemania en la más grave crisis económica, política y social de su existencia alcanzándose en 1932 los 7 millones de parados. Quizás si no hubiera existido esta crisis Adolf Hitler no hubiera encontrado el caldo de cultivo necesario para su ascenso al poder y no habría pasado de ser un mediocre pintor.

La actual crisis económica, aunque tiene muchos puntos en común con la del 29, se ve agudizada por una mayor globalización económica, una mayor dependencia de toda la economía de las entidades financieras y por una importante mediatización, que hace de esta crisis un espectáculo en directo, propagando de esta manera un pánico que lastra el consumo y agudiza la crisis.

Otra peculiaridad de esta crisis es la cantidad de adivinos que pronostican todo tipo de plagas, sucediéndose diferentes pronósticos desde diferentes organismos sobre cuanto caerá el PIB, sobre el número de parados, sobre cuanto tiempo estaremos inmersos en la crisis. Sin embargo la economía dista mucho de ser una ciencia exacta viéndose afectada en gran medida por las emociones y por la entropía desestabilizadora de los sistemas, factores ambos difíciles de predecir.

Lo que si ha quedado patente, es la necesidad de una mayor regulación de los mercados financieros y el riesgo que supone para una economía depender en exceso del sector de la construcción.

En España se nos habla de un nuevo modelo productivo y en otros países de regular el sector bancario, pero los pasos dados hasta ahora han sido escasos.

Esta crisis nos ha enseñado que el neoliberalismo y la libertad para especular con el dinero de todos, debería enterrarse en una pirámide y sellar todas las posibles salidas para que formara parte de nuestro recuerdo histórico. Pero lamentablemente no será así, y probablemente el capitalismo acabará muriendo de éxito tal y como predijo el gran economista Joseph Alois Schumpeter.

Todavía no hemos salido de esta crisis y ya se vislumbra la siguiente, advirtiéndonos de ello Alan Greenspan: “Habrá una nueva crisis, pero será diferente. Todas las crisis son diferentes”. Los cimientos ya se están poniendo, de manera que mientras los bancos duermen en colchones de dinero prestado por los bancos centrales, el dinero no fluye a empresas y particulares, y lo que es peor muchas empresas ya no lo piden al dudar de que la rentabilidad de sus inversiones supere los crecientes tipos de interés a los que se presta el dinero. Y mientras el casino bursátil se calienta subiendo los índices bursátiles como las burbujas de una botella de champán.

Por su parte, el ex presidente del Gobierno Felipe González nos advierte de que, pese a que se está abriendo el camino para la recuperación económica, no se están resolviendo "los problemas estructurales" del sistema económico-financiero, por lo que, a su juicio, se está "incubando" una nueva crisis para dentro de cinco años.

Pero como se van a resolver los problemas estructurales de la economía global si las grandes potencias no son capaces ni de marcarse objetivos concretos en la reducción de gases de efecto invernadero.

La idea de que las culturas ofrecen una evolución similar a la de los seres vivos, siendo la decadencia su fase final, me hace pensar en que fase se encuentra nuestro sistema económico. Quizás si dejamos la puerta abierta a una tercera gran crisis el sistema se desmorone tal y como predijo Schumpeter, como antes cayeron otros grandes imperios y civilizaciones. Lo único que espero es que si esto tiene que suceder por la anormalidad colectiva, acontezca antes de que estropeen irremediablemente el mundo en el que vivirán nuestros hijos.

Bibliografia:

La nueva burbuja de liquidez bancaria publicado en el diario Público el 14/09/09

"Se está incubando una nueva crisis para dentro de cinco años" publicado en el económista.es el 28/10/09

¿En qué medida estuvo el sistema bancario estadounidense cerca del colapso?

Paul Kanjorski (congresista demócrata por Pensilvania y presidente de Subcomité de Mercados de Capitales) ofreció en la televisión un melodramático relato del inminente cataclismo de los bancos estadounidenses en la estela de la quiebra de Lehman. Las afirmaciones de Kanjorski eran una repetición de un relato de los acontecimientos que le habían hecho secretario estadounidense del tesoro, Henry Paulson, y el presidente de la Reserva Federal, Bernard Bernanke:

El jueves 18 de septiembre, a las 11 de la mañana, la Reserva Federal advirtió una enorme disminución de las cuentas del mercado monetario en Estados Unidos; dinero por valor de 550.000 millones de dólares fue retirado en cuestión de una hora o dos. El Tesoro abrió su ventanilla para ayudar e inyectó unos 105.000 millones de dólares en el sistema, pero pronto se dio cuenta de que no podía detener la marea. Estábamos teniendo una afluencia masiva electrónica a los bancos. Las autoridades decidieron suspender las operaciónes, cerrar las cuentas monetarias y anunciar una garantía de 250.000 dólares por cuenta, de manera que no se produjera más pánico.

Si no lo hubieran hecho, estimaban que a las 2 de esa tarde habrían sido retirados 5,5 billones de dólares del sistema del mercado monetario de Estados Unidos, y esto habría colapsado toda la economía de Estados Unidos, y en veinticuatro horas se habría desplomado la economía mundial.
Habría sido el fin de nuestro sistema económico y de nuestro sistema político tal y como lo conocemos.
Por exagerados que parezcan los detalles, es indudable que el pánico se apodero del Tesoro y de la Reserva Federal en el momento de hundimiento de Lehman. Sin un plan completo de rescate “puede que el lunes no tengamos economía”, dijo el presidente de la Reserva Federal, Ban Bernanke, al Congreso el jueves 18 de septiembre. Mervyn King, gobernador del Banco de Inglaterra, declaró que “desde el inicio de la primera guerra mundial nuestro sistema bancario no había estado tan cerca del colapso.

Extracto del libro: El Regreso de Keynes de Robert Skidelsky

martes, 10 de noviembre de 2009

EL TENDEDERO ECONÓMICO


La economía se sostiene con pinzas en un tendedero a la intemperie y cada vez esta más mojada. Cada parado es como una gota de agua y las pinzas para sostener la economía se acaban. La única esperanza para que la ropa no se caiga es que deje de llover. Otras opciones para secar la economía serian:

- ­Cambiar el tendedero exterior por uno interior, protegido del los cambios bruscos de la meteorología. En este caso aunque la ropa tarda más en secarse, por lo menos sabemos que no se volverá a mojar.

­ - También podemos usar la secadora. Pero actualmente esta estropeada y los bancos no financian su arreglo.

Quizás lo más aconsejable sea poner el tendedero a cubierto, ya que parece que las gotitas seguirán cayendo y las predicciones meteorológicas no son de fiar.