martes, 30 de noviembre de 2010

DE LA EUROPA DEL BIENESTAR A LA EUROPA DEL MALESTAR, SI VAMOS A SER POBRES APRENDAMOS DE SENECA Y POR LO MENOS SEAMOS FELICES



Séneca a su Lucilio saluda,


Te lo digo sin reparos: si bien vivo entre los fastuosos, soy diligente y llevo debida cuenta de mis gastos. No puedo decir que no pierda nada, pero sea lo que sea que pierda, puedo dar cuenta de su cuantía y de la razón de mi pobreza. Me acontece empero lo que a tantos otros que, sin culpa, cayeron en la indigencia: todos perdonan, nadie socorre.

¿Y entonces qué? No considero pobre aquel de alguna manera es aún capaz de gozar de lo poco que le queda.


Pero en tal caso, si feliz, no puede aquella denominarse pobreza: no es pobre aquel que poco posee, sino aquel que mucho ambiciona. ¿Qué importa, en efecto, cuánto se detiene en arcas, cuánto se acumula en graneros, el ganado que se posee o el dinero colocado a interés, si se codicia lo de otro, si no es lo que ya se tiene lo que cuenta sino aquello que se estima deber tener?

Me preguntas cuál debería ser la medida de la riqueza: primero tener lo necesario, luego lo suficiente.


Magna riqueza es la pobreza ordenada por la ley de la naturaleza. ¿Conoces empero las fronteras que esa ley de la naturaleza determinó para nosotros? No tener hambre, no tener sed, no tener frío. Para alejar el hambre y la sed no es necesario rondar en las cercanías del soberbio ni soportar sus cejas fruncidas ni su humanidad desdeñosa, no es necesario provocar los mares ni seguir a los ejércitos: a tu alcance y ya servido está lo que la naturaleza desea.

Sudar por lo superfluo, es eso lo que desgasta la toga, lo que nos obliga a envejecer bajo las tiendas, lo que nos lleva a golpearnos contra litorales ajenos. Al alcance de la mano está lo suficiente. Aquel que con la pobreza bien se lleva rico es.

Que sigas bien.

jueves, 25 de noviembre de 2010

SE ME ATRAGANTO EL CONCURSO DE ACREEDORES

No es recomendable hablar de concursos de acreedores mientras se esta comiendo.

Quizás debería de hacerse una campaña publicitaria desde sanidad advirtiendo de su peligrosidad, ya que aunque es bien sabido que la mayoría de los concursos de acreedores acaba en la muerte de la empresa concursada, sería bien triste morirse atragantado hablando del tema.

Los hechos son los siguientes, comiendo con el gerente de una empresa de construcción, me comenta que un cliente ha convocado un concurso de acreedores, quedándole pendiente de cobrar una obra que la constructora ejecutaba para una entidad financiera.

En ese momento, se me paso una idea por la cabeza que me hizo un nudo en la garganta, le debería dinero la constructora a dicha entidad financiera.

Entro en Google, y no soy capaz de certificar mis sospechas, pero lo que si confirmo es que la novia de esta entidad en una fusión figura entre los principales acreedores de la constructora, y para más INRI, descubro que la entidad financiera participaba en una sociedad que presenta concurso de acreedores entre los cuales figura la constructora.

Y concurso va, concurso viene, en el que primero la empresa participada por la entidad financiera le deja el calote a la gran constructora, y luego la gran constructora a la novia de la entidad financiera y quizás algo a esta (aunque este dato no puedo corroborarlo), el resultado final es que las PYMES que participaron en la construcción de la obra encargada por la entidad financiera se repartirán las migajas que sobren del concurso de acreedores de la constructora y tendrán que poner de su bolsillo, pedir prestado o quitar de sus reservas el calote de una constructora que la entidad financiera a buen seguro sabia que tenia todos los boletos para convocar un concurso de acreedores. Siendo el resultado final que por arte de magia parte del dinero de estas PYMES acaba engrosando el patrimonio de la entidad financiera.

Resumiendo, punto por punto

1. Una PYMES realizan y aportan materiales para una obra perteneciente a una entidad financiera, pero en lugar de hacerlo directamente para esta media una constructora de por medio.

2. La constructora intermediaria convoca un concurso de acreedores.

3. La entidad financiera debía de saber que esta constructora atravesaba por problemas, porque parte de ellos incluso han sido ocasionados por una sociedad en la que la entidad financiera participaba.

4. Las PYMES que han trabajado y aportado materiales, de momento no cobran nada y si lo hacen serán unas migajas dentro de dos años con suerte.

5. Las entidades financieras como acreedores privilegiados de la constructora se quedan con parte del dinero de estas PYMES, sirviendo otras partes de este dinero para pago de salarios de la constructora, administrador concursal, o para el pago de otros acreedores como Hacienda y Seguridad Social

6. Las mismas u otras entidades financieras prestan dinero a estas PYMES para cubrir sus faltas de liquidez enriqueciéndose con ello, o no lo hacen y estas tienen que cerrar.

Y así, magia potagia, parte del dinero del que paga la obra vuelve a él, quedándose sin él quines han trabajado y aportado sus materiales para esa obra.



Por último, despues de atragantarte y una vez expulsado lo que te provoca el atragantamiento respira hondo y despacito.

Nota: este relato es ficción cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia, empezando por el hecho de que no me atragante, casi vomito.

martes, 16 de noviembre de 2010

LA NECESIDAD DE UNA DEUDA ÚNICA EUROPEA

Al igual que existe un aval o plan de rescate para los Estados ¿Por qué no una deuda única Europea? Al igual que tenemos una única moneda, quizás Europa deba encaminarse hacia una unión de su deuda para evitar que determinados países paguen un diferencial más alto.

Quizás Europa tenga que ponerse a emitir urgentemente deuda y así se puedan ahorrar rescates, ya que luego los propios estados serian los que se endeudarían con Europa en lugar de acudir a los tormentosos mercados.

Sin embargo, esto implicaría una Europa más fuerte y unida, algo que quizás no le interese a los mercados y su mano negra (perdón quería decir invisible, esa que autorregula los mercados).

Pero lo más seguro es que no exista una deuda Europea, como se van a poner de acuerdo, eso implicaría que países como Alemania quizás tuvieran que pagar más.

Pero por otra parte, que pasaría si en vez de aceptar ser rescatados los países se declararan en bancarrota, al fin y al cabo si las empresas hacen concursos de acreedores en los que se rebajan las deudas, quizás no fuera tan descabellado, ya que al fin y al cabo las burbujas inmobiliarias se inflaron con un exceso de créditos cuyo riesgo ha recaído en los ciudadanos en lugar de en quienes lo han asumido.

sábado, 13 de noviembre de 2010

LOS POLÍTICOS, EL G20, EL FMI, LOS GOBERNADORES DE LOS BANCOS CENTRALES Y EL BANCO DE TIEMPO.

En un banco de tiempo se intercambian servicios por servicios o favores por favores. Aunque la definición de los bancos de tiempo dista mucho de los intercambios de favores en las altas esferas, donde se pueden intercambiar favores por facilidades crediticias, o favores por información privilegiada, o votos y apoyo político por puestos de trabajo en Diputaciones, Ayuntamientos u otros organismos oficiales, o favores por exámenes de oposiciones, o favores por servicios sexuales, o favores por quien sabe que remuneraciones.

Bueno favores aparte, lo que si es evidente es que el tiempo pasa y las soluciones no acaban de sembrar las bases de la reactivación económica, la factura bancaria la pagamos todos, los impuestos suben, las comisiones bancarias también, los empleados de la banca se prejubilan con créditos de los estados, mientras el resto de los mortales, diputados aparte, estamos abocados a una jubilación teórica a los 67, y digo teórica porque con un despido más barato muchos no llegaran allí por muchas ganas que tengan de trabajar.

Y con todo esto, a consumir a reactivar la economía, a tener confianza.

Confianza ¿en quien?, en los bancos, que han depurado o prejubilado a los directores que aconsejaban bien a sus clientes por los que les aconsejan que contraten seguros de cobertura de tipos de interés, o en los políticos que visten trajes de Gürtel, o en los capitanes que llevan los barcos a la deriva y en medio de la tempestad nos dicen que parece que va a llover.

Consumir o ser consumidos, esa es la cuestión, que la rueda no puede parar de girar, pero la falta de crédito esta parando la rueda, la falta de confianza en el futuro lastra el consumo y sin consumo el paro aumenta y cada vez quedan menos para tirar del carro y la carga es más pesada.

Y el G20, que hace el G20

Pues bien, entre las conclusiones de la reciente reunión en Corea del Sur destacamos las siguientes:

· Se comprometió a poner en marcha medidas de estímulo destinadas a impulsar el crecimiento, o lo que es lo mismo se cachondean de nosotros ya que como se puede poner esto como conclusión cuando llevamos 3 años de crisis y millones de personas han perdido su empleo

· Pretenden poner en marcha un plan para detectar por adelantado problemas en los mercados, como la especulación desmedida que desencadenó la burbuja inmobiliaria estadounidense. Pues podían habérselo ahorrado ya que el estallido de la burbuja inmobiliaria era más que esperado.

· Nos dicen que se deben crear colegios supervisores para vigilar las entidades financieras que actúan en varios países. Y yo digo, no será mejor mandar al colegio otra vez a los supervisores que vigilaban a las entidades financieras de sus respectivos países.

· Asimismo insistió en la necesidad de rechazar las tentaciones proteccionistas, pero no toma medidas firmes para evitar la guerra mundial de divisas.

Pues nada, el que tenga fe que rece y el que no pues que vea “españoles por el mundo” o “callejeros viajeros” o “gallegos por el mundo” y que valla pensando a donde emigrar, porque como decimos aquí en Galicia nos espera una “fame negra”


viernes, 5 de noviembre de 2010

LA TAPADERA (ECONÓMICA O DEL WC)




Contratan a un principiante, le llenan los bolsillos, le compran un coche, una casa y al cabo de unos años cuando sus hijos van a un buen colegio y se ha acostumbrado a la buena vida le dicen la verdad.

- Quiere decir que todos los socios lo saben.


- Todos los socios y algunos de los asociados.

¿Supera la realidad a la ficción? Reflexionemos en el WC y despues bajemos la tapa, pero no olvidemos tirar de la cadena que es de lo que nos hemos olvidado en esta crisis.