miércoles, 29 de junio de 2011

DE 110 A 120 Y DE 120 A 300, KM, PRIMA DE RIESGO, O RIESGO DE EXPLOSIÓN SOCIAL

"Cuando veas la economía de tu vecino rescatar pon la tuya a trabajar"

José R. Fernández de la Cigoña

"Estamos al borde de un colapso económico que se inicia, digamos, en Grecia, pero que podría expandirse rápidamente. El sistema financiero permanece extremadamente vulnerable"

"Estamos al borde del colapso y este es el momento de reconocer la necesidad de un cambio"

George Soros


Cuando los dirigentes no escuchan al pueblo,
Cuando el pueblo ya no escucha a sus dirigentes,
Cuando las palabras no se ollen,
Cuando nadie quiere oir.















Cuando hipotecamos el futuro,
Cuando se pone una cadena hipotecaria a todo un pais,
Cuando la juventud pierde la esperanza en el sistema,
Cuando hay poco que perder.















Y cada vez vamos más rápido, cada vez se llenan más compartimentos estancos, cada vez caen más fichas del dominó, cada vez queda menos tiempo para unas soluciones que no acaban de llegar.

Miremos hacia arriba, el peligro no esta en los 120, el peligro esta en el derrumbe.














Pero no debemos de preocuparnos porque estamos unidos, y siempre nos rescataran para ponernos la cadena, porque a ningún negrero le gusta ver morir a sus esclavos, porque a ningún chulo mataria a una puta mientras le de rentabilidad.

Podemos estar tranquilos, porque estamos en la............











O debemos intranquilizarnos, porque no sabemos donde estamos.




viernes, 24 de junio de 2011

EL CAMBIO DE PARADIGMA DE NUESTRO MODELO ECONÓMICO.

“Si no cambias de dirección, acabaras en el lugar exacto al que te diriges”.
 
 


La expresión cambio de paradigma fue introducida por Thomas Kuhn el cual nos demuestra que casi todas las irrupciones interesantes en el campo del esfuerzo científico aparecen primero como rupturas con la tradición, con los viejos modos de pensar, con los antiguos paradigmas.

Para Tolomeo, el gran astrónomo egipcio, la Tierra era el centro del universo. Pero Copérnico creó un cambio de paradigma suscitando muchas resistencias y persecuciones, al situar al Sol en el centro. Súbitamente, todo fue objeto de una interpretación distinta.

Los Estados Unidos de hoy en día son el fruto de un cambio de paradigma. El concepto tradicional del gobierno había sido durante siglos el de la monarquía, el del derecho divino de los reyes. Entonces se desarrolló un nuevo paradigma: el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

Y ahora nos encontramos con que nuestros gobernantes han dejado de gobernar para el pueblo, es más ni tan siquiera sabemos si son ellos los que nos gobiernan, ya que se pliegan a una nueva dictadura, la dictadura de los mercados. Pero tal y como afirma Kuhn están apareciendo nuevas rupturas con las tradiciones, así la convocatoria de manifestaciones a través de redes sociales que empezaron en el norte de África y que se han extendido a nuestro país suponen no solo uno sino dos cambios de paradigma, el primero la forma de convocar las movilizaciones a traves de redes sociales y el segundo que estas se convocan al margen de partidos políticos o sindicatos.

También el rescate bancario y la socialización de las perdidas vía endeudamiento público supone un cambio de paradigma al cambiar el modelo neoliberal (el estado no debe intervenir en la economía)  por otro de difícil definición en el que las perdidas de las entidades bancarias se socializan repartiéndolas entre el pueblo con mayor presión fiscal.

Pero lo que no supone un cambio de paradigma es el pasar de un modelo basado en un consumismo exacerbado financiado por un exceso de crédito, a pensar que la economía se puede reactivar con altas tasas de paro, subiendo los intereses, manteniendo la misma estructura de unas administraciones públicas fuertemente endeudadas, subiendo la inflación, abaratando los despidos y restringiendo el crédito a la PYMES, esto no es un cambio de paradigma, esto es una tontería , ya que sino conseguimos generar confianza en los consumidores e incrementar el consumo acabaremos en el lugar exacto al que nos dirigimos

Fuente: Los 7 hábitos de la gente eficaz de Stephen R. Covey (párrafos en cursiva)

jueves, 16 de junio de 2011

CÓMO SALIR DE LA CRISIS

Podemos esperar a que nos abran la puerta.



O podemos empujar para salir de la crisis.


Empujar sin atropellar, pero sin empuje la puerta para muchos no se abrirá. Pero para empujar debemos empezar por nuestra puerta más cercana, aportando lo mejor de nosotros para poder exigir que otras puertas se nos abran, y no pensar que nos deben de abrir las puertas para que no tengamos que esforzarnos en empujarla.

lunes, 6 de junio de 2011

15 DE MAYO: UNA GUÍA PARA UN NUEVO AMANECER

Y llego el día en que las plazas quedaron en silencio y las palomas volvieron a comer las migas de pan que les tiraban. Pero el fuego no se apago, se separo en antorchas que sirvieron de guías para conducir la noche a un nuevo amanecer.


"A mí me parece, mi muy querido Sereno, que Atenedoro se sometió demasiado a las circunstancias y que huyó demasiado pronto.  Pues no niego que alguna vez hay que ceder, pero poco a poco, a paso lento, salvando las banderas y el honor militar; son más sagrados para los enemigos y están más seguros los que se rinden con las armas en la mano.  Pienso que esto es lo que ha de hacer la virtud y el aficionado a ella.  Si prevalece la fortuna y le corta la facultad de obrar, no huya luego volviendo la espalda desarmado y buscando dónde esconderse, como si hubiese algún lugar en el que no le pudiera perseguir la fortuna, sino mézclese más parcamente a los cargos públicos y busque con discernimiento algo en que sea útil a la ciudad.  ¿No se puede entrar en la milicia?  Busque los cargos civiles.  ¿Ha de vivir en privado?  Hágase orador.  ¿Se le impone silencio?  Ayude a los ciudadanos de manera callada.  ¿Es peligroso para él entrar en el foro?  Haga en las casa, en los espectáculos, en los convites, de buen compañero, de amigo fiel, de templado comensal.  ¿Perdió sus deberes y derechos de ciudadano?  Cumpla los de hombre.  Por eso con verdadera grandeza de ánimo no nos hemos recluido en las murallas de una ciudad, sino que hemos establecido comunicación con todo el orbe y hemos profesado que nuestra patria es el mundo, para que pudiéramos dar más ancho campo a la virtud.  ¿Se te cierra el tribunal y no te dejan hablar en la tribuna o en los comicios?  Mira detrás de tí cuántas amplísimas regiones y cuántos pueblos te están abiertos.  Nunca se te cerrará una parte tan grande que no te quede otra aún mayor.  Pero mira bien no vaya a ser todo esto culpa tuya por no querer servir a la República sino como cónsul o pritano o cerice o sufeta.  ¿Es que para ser militar, no quieres sino ser general o tribuno?  Aunque otros estén en primera fila y la suerte te haya colocado en la retaguardia, pelea desde allá con la voz, con la exhortación, con el ejemplo, con el ánimo: aun con las manos cortadas encuentra la manera de ayudar en el combate a sus partidarios quien permanece en pie y anima a los otros con sus gritos.  Así has de hacer tú también.  Si la fortuna te separa de los primeros puestos de la República, permanece firme y ayuda con tus voces, si alguien te aprieta la garganta, permanece en pie y ayuda con tu silencio.  Nunca es inútil el trabajo de un buen ciudadano; está aprovechando con que se le oiga y se le vea, con el rostro y con el gesto, con su obstinación callada y hasta con sus mismo pasos.  Como ciertas medicinas que, sin tomarlas ni tocarlas, aprovechan sólo con olerlas, así la virtud difunde su utilidad aun desde lejos y oculta.  Ya venga holgura y use de su derecho, ya sean precarias sus salidas y venga obligada a recoger sus velas, ya esté ociosa y muda y recluida en estrecheces, ya esté en público, cualquiera que sea su situación, sirve de provecho.  ¿Por qué piensas que es de poca utilidad el ejemplo del que retirado vive bien?  Con gran diferencia lo mejor de todo es mezclar el ocio con los negocios siempre que la vida activa está impedida o por obstáculos naturales o por las condiciones de la República; porque nunca se cierran tan por completo todas las cosas que no quede lugar para una acción honesta."

SÉNECA

"DE LA TRANQUILIDAD DEL ÁNIMO"