domingo, 23 de septiembre de 2012

LAS BODAS QUE NO FUERON



“Prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte todos los días de mi vida”

Estas palabras fueron las que oyeron este sabado en la colegiata de Sar en Santiago los afortunados novios Alberto Ruiz-Gallardón Utrera, hijo mayor del actual ministro de Justicia, y María Teresa Touriñán Morandeira, hija de un exdirectivo de la Fundación Caixa Galicia entre 1999 y el 2002.

Lamentablemente han sentido las molestias de unos indignados que en vez de arrojarles arroz y gritarles “vivan los novios” coreaban "Rajoy expoliador, preferentes solución", "Feijóo expoliador, preferentes solución"; o “Feijóo, mentiroso devólvenos o noso”.

Pero lo que de verdad es muy lamentable no es la algarabía en esta boda, sino que lo más triste son las bodas que no fueron, los sueños rotos de uno ahorradores que confiaron ciegamente en sus bancos de toda la vida y les fueron saqueados sus ahorros mientras los responsables de estos desmanes fueron indemnizados y prejubilados para que no tengan que pasar por las colas del INEM y puedan dedicarse a vivir felizmente mientras se retrasa la edad de jubilación del resto de los mortales.

Pero es que los tiempos han cambiado y se ha pasado de bodas para toda la vida a divorcios express y los ahorros de toda una vida pasan a ser incautados convirtiendo a los ahorradores en expertos inversores.

En fin VIVAN LOS NOVIOS, tanto los que fueron, como los que no fueron, como los que dejaron de serlo por culpa de ver incautados sus ahorros para su proyecto matrimonial.

sábado, 8 de septiembre de 2012

LA QUEMA DEL PARADO




¿Tienen responsabilidad los parados en la quema de los montes? Entonces porque obligarlos a repoblar montes.¿Por que no contratar a trabajadores en el paro que a buen seguro muchos irán encantados? Por que no obligar a los presos, por ejemplo, al fin y al cabo también le cuestan al contribuyente. ¿Los identificaran con unos monos de trabajo que ponga PARADOS para diferenciarlos de los capataces o de los trabajadores contratados. ¿Por qué no obligarlos de paso a hacer labores sociales en Afganistan.

Por esa regla de tres, también podemos recuperar el servicio militar obligatorio y la prestación social sustitutoria, en vez de 9 meses, ponemos a lo jóvenes dos años, y así reducimos el paro juvenil a la mitad.

Considero lamentable la frivolidad con la que este gobierno trata a los parados, como si estar en paro fuera un chollo, mientras muchos esperan el embargo de sus viviendas y ven como no llegan a fin de mes.

A mi se me ocurren otras opciones antes de los parados, por lo que he preparado una pequeña encuesta en Linkedin (dejo el enlace al final para votar).

¿Quién debería de trabajar en las tareas de limpieza y reconstrucción de los montes quemados este verano?

  1. Trabajadores contratados de las listas del paro, debidamente dados de alta en la seguridad social y a los que exigirles un rendimiento adecuado por su trabajo.
  2. Parados elegidos aleatoriamente, a los que se les amenaza con perder la prestación si se niegan a trabajar y a los que difícilmente se les puede exigir ni motivación ni rendimiento.
  3. Presos de las cárceles con delitos menores a los que mantenemos entre todos y que pudieran recibir algún tipo de incentivo en pena o económico.
  4. Diputados, senadores u otros representantes públicos que no justifiquen debidamente su ausencia a los plenos. Si no cumplen con su mandato por lo menos que limpien los montes.
  5. Directivos pre-jubilados de Cajas de Ahorros intervenidas, responsables de la penuria de España, y de que no tengamos ni para contratar operarios para limpiar los montes, so pena de perder las pensiones millonarias que tienen.
Para votar seguir el enlace: