viernes, 18 de enero de 2013

BARCENAS DE COCODRILO


De todos es conocida la expresión lagrimas de cocodrilo, pero los cocodrilos no lloran precisamente por los sentimientos hacía sus victimas. Los ojos de los cocodrilos lloran porque necesitan estar húmedos fuera del agua y mientras devoran a sus presas, porque sus glándulas lacrimales se encuentran a muy pocos centímetros de las salivales y se estimulan constantemente mientras comen.

Y así lloran los cocodrilos, pero las personas, las personas somos más complicadas, tenemos diferentes tipos de llantos ya desde bebes. Y sin llegar a llorar, podemos poner ojitos tiernos y cambiar el tono de voz. Y así mientras nuestra Vicepresidenta se nos pone tierna y nos da la dadiva, nos reparten entradas para el circo Barcenas, nos entra el tembleque por quedarnos sin urgencias, no sabemos si hay que pagar 1 € por receta y ni tan siquiera tenemos la certeza de que haya médicos que no estén en huelga para dárnoslas.

Pero menos mal que hay justicia, pero que no sea de la que dejo libre a Gao Ping, pero ¿que pasa si se legisla a la medida de los delincuentes?. ¿Se convierten en cómplices los que hacen las leyes?

En fin menos mal que nos queda el Rey para animarnos con su mensaje navideño. Pero que vamos a hacer hasta el próximo mensaje de su majestad. Yo propongo que para levantar la moral se rife un viaje a la próxima cacería real. Pero cuidado, no vaya a ser que en la próxima batida la presa seas TU.

domingo, 13 de enero de 2013

SOÑANDO CON OTRA ESPAÑA






Si yo fuera ministro........

No destruiría empleo público, lo crearía por doquier. Ofrecería a los parados un abanico de trabajos acordes a su formación y experiencia en la administración, con un contrato de trabajo y un salario equivalente a la prestación que les correspondiera y reduciendo la jornada laboral acorde a la reducción salarial. De esta manera se reducirían listas de espera en sanidad, mejoraría la calidad de la educación al poder reducir los alumnos por clase en lugar de aumentarlos, reduciría el déficit público al acometer obras públicas con mano de obra procedente del paro, arquitectos, aparejadores, jefes de obra y obreros.

Y de la justicia, pues toda esta mano de obra desperdiciada de administrativos en paro podrían digitalizar expedientes y trabajar por hacer de la justicia una administración mucho más eficiente.
Pero en lugar de aprovechar a las personas y dignificarlas, se las culpa del déficit publico y se las manda a su casa a buscar unos trabajos que no existen.

Si yo fuera ministro...........

No encargaría ninguna auditoria para eliminar duplicidades en las administraciones porque ya debería de saber donde existen, ya que es de suponer que se debe de saber lo que hacen los funcionarios en la propia administración, y las eliminaría.

Si yo fuera ministro...........

Eliminaría tramites al emprendimiento, crearía una ventanilla única donde los empresarios puedan ser asesorados sobre subvenciones, formas jurídicas, etc., de manera que ninguna idea se pierda por la burocracia existente

Si yo fuera ministro.............

Permitiría que los emprendedores pudieran destinar una parte de la prestación a sus gastos personales corrientes durante el inicio de la actividad, y no todo a inversión y seguros sociales, porque es de suponer que al principio los negocios no dan casi ni para comer, pero el empresario y su familia si tienen que hacerlo.

Y si yo fuera presidente........

Dejaría de hablar de la herencia recibida, no vaya a ser que la pierda, porque las herencias no hay por que aceptarlas y se hace es para administrarlas y gestionarlas y no para quejarse continuamente de una gran herencia como es España. Pero lo que nunca haría es escaparme por la puerta de atrás para no dar la cara.

Y si yo fuera el rey.........

Me sentiría orgulloso del trabajo realizado, de pilotar con firmeza una difícil transición, de haber consolidado la democracia. Y con este equipaje, pasado el bochorno de la caza de elefantes con la señorita en cuya compañía me rompí la cadera, abdicaría y cedería el trono a mi hijo, que esta bien preparado para afrontar una nueva transición, y no me aferraría a un trono que entiendo debería de aportar algo más en estos tiempos tan difíciles para todos. Juan Carlos acuérdate del sacrificio de tu padre, o es que vas a reinar hasta 82 para no ser menos que tu antecesor.

Pero no soy ministro, ni presidente, ni rey, solo soy un soñador, un soñador que vive en una pesadilla, una pesadilla en la que se ha convertido España.

DESPERTARME POR FAVOR, NO QUIERO SEGUIR CON ESTA PESADILLA, porque no quiero ser ni ministro, ni rey ni presidente, solo quiero que estos despierten a España antes de que le de un infarto por las terribles pesadillas que esta sufriendo.

Porque no quiero seguir soñando con que se estafe a la gente con chorizadas preferentes, para que luego cuatro amigos se repartan su dinero.

Porque no quiero tener que decirles a mis hijos dentro de 10 años que nacieron en un país llamado España pero que ahora son alemanes o franceses o quien sabe que, por culpa de cuatro desgraciados que han arruinado el país de sus padres.

Porque quiero soñar con otra España, porque quiero despertar de esta pesadilla, que sin embargo se ha convertido en el dorado sueño de especuladores y directivos de bancos que por arruinarlos han sido generosamente indemnizados.

SON LAS 8:00 DE LA MAÑANA, despierta España es hora de un nuevo amanecer.