jueves, 28 de octubre de 2010

EL COSTE DE LAS INAUGURACIONES Y DE LAS INVESTIDURAS.

Este lunes leía en el periódico una pequeña noticia que no pude rescatar en la edición de Internet, y de la cual lamentablemente no puedo poner un enlace, pero en ella se echaban en cara políticos de diverso color los costes de diversas inauguraciones, las cuales oscilaban entre los 10.000 y los 15.000 €, cifra irrisoria comparada con inauguraciones como la del circuito de Navarra, en Los Arcos, que costó a las arcas forales la friolera de 95.500 €, la cual a su vez se queda pequeña si la comparamos con 1,2 millones de euros que costo la inauguración en Madrid de los Teatros del Canal de Isabel II.

Sin necesidad de irnos tan lejos, por aquí en Galicia recordemos los honores que se rindieron a Fraga que rodeo las cuatro entradas al Pazo de Raxoi de miles de gaiteros. Y quien sabe si cualquier día haremos construir arcos de triunfo para que desfilen los triunfantes vencedores de cualquier alcaldía. En algunos municipios como el de Marbella solo haría falta cambiar en nombre del municipio por el del alcalde.


Y así las cosas, despilfarro tras despilfarro, los unos echan en cara a los otros y los otros a los unos sus despilfarros y gastos propagandísticos, siendo el resultado que mientras nos suben los impuestos se dilapidan millones de euros en inauguraciones a toda pompa e investiduras dignas de los cesares de antaño.



viernes, 8 de octubre de 2010

LA CRISIS DEL CAPITALISMO OCUPA EL MISMO LUGAR QUE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE BALONCESTO



Dicen en los medios de comunicación que la selección española de baloncesto se presento a disputar la quinta plaza ante Argentina del Mundobasket de Turquía sin ganas, y he de confesar que cuando me anote a participar en el concurso de los premios 20 blogs tampoco esperaba obtener grandes cosas.

Sin embargo, quiero dar las gracias a las 30 personas que han votado mi blog y que al final han conseguido que me animara al igual que la selección española de baloncesto, aunque desgraciadamente al igual que esta me quede sin la quinta plaza por cinco puntos.

Y aunque esta quinta plaza me hubiera permitido participar en la fase final, considero un éxito esta sexta posición. Al final el éxito o el fracaso se puede medir en función de las expectativas, y es que yo empecé el concurso sin grandes expectativas y la selección española aspiraba a jugar la final.

sábado, 2 de octubre de 2010

NI KOJI NI MAZINGUER (NI-NI), SOLO CRISIS Y MÁS CRISIS (CR-CR)

Hay cosas que te quedan grabadas cuando eras niño, una de esas es un fragmento de una canción de Mazinguer Z que decía:


“La maldad y el terror,
Koji puede dominar,
Y con él, su robot,
Mazinger!”

Ignoro donde estará Koji Kabuto, quizás se halla convertido en un joven Ni-Ni, de los que ni trabajan, ni tienen moral para estudiar, pues conocen quien se ha dejado la piel estudiando, y con títulos, idiomas y masters trabaja en puestos muy por debajo de su formación o aún trabajando de lo que han estudiado cobran menos que cualquier obrero que no acabo el bachillerato. Pero lo que esta claro es que ha abandonado a su robot Mazinguer Z en la provincia de Tarragona.



Y con Mazinguer Z inerte, desprovisto de su cerebro que iba y venia en una nave guiada por Koji, el terror se apodera de la sociedad, la crisis se agudiza, los malvados mercados nos quieren chupar la sangre cual garrapatas y los sindicatos celebran una huelga general como si de una romería se tratase, amenizando las manifestaciones con cánticos obsoletos y bandas de piquetes que informan a los desinformados de que los piquetes están calientes.

Calientes algunos hasta el punto de entrar en los colegios con amenazas, para así dejar un imborrable recuerdo a los más pequeños.

Y los que no están calientes, se calientan quemando mobiliario urbano o lo que tengan a mano.

Para luego venir las agencias de calificación y bajarnos la nota de nuestra deuda como castigo, para que así nuestros presupuestos engorden algo más a los hambrientos mercados.

Y es que la maldad parece que tiene dos caras, Mazinguer Z se ha quedado sin cerebro y los ciudadanos de a pie parece que estamos a merced de una tempestad en un barco sin rumbo, condenados a sacrificar nuestros hijos al Dios Ni-Ni, y a entregar nuestro tesoro al Dios mercados.