miércoles, 24 de diciembre de 2008

El autocumplimiento de la profecía

Según el filosofo Karl Popper la profecía del oráculo de Edipo se cumplió al conocerla éste e intentar escaparse de ella. Si ello es así, al intentar evitar algo puede ser que nos precipitemos hacia ello.

Si por ejemplo, en el sistema bancario introducimos un virus como las hipotecas basura y los bonos asociados a ellas generando desconfianza en el sistema, y esta desconfianza conlleva una restricción del crédito en el mercado interbancario que luego se traslada a particulares y empresas, podemos preveer una importante recesión de la economía mundial

Si tuviéramos un antivirus que pagara la factura de las hipotecas y los bonos basura recuperando la confianza en el sistema entonces saldrían unos cuantos miles de millones de euros para neutralizar el virus y la economía seguiría funcionando de una manera relativamente normal.

Pero si por poner el ejemplo de España, donde el impacto de las hipotecas y bonos basura ha sido poco significativo, nos contagiamos del virus mundial, le añadimos la peste de la hinchazón de la burbuja inmobiliaria de la cual venimos pronosticando desde hace tiempo su reventón y le damos un toque de pesimismo masivo sucediéndose las previsiones cada vez más catastrofistas ya tenemos la tormenta perfecta.

Por poner un ejemplo de pesimismo, un proveedor del sector de la construcción viendo la que se avecina felicita a sus clientes con un Feliz 2010. ¿Y el 2009?

Por otra parte el gobierno que en un principio parecía tan optimista, ahora es casi más pesimista que la oposición y las malas previsiones se suceden siendo la última la de la Fundación de las Cajas de Ahorro que dice que el PIB caerá un 1,5% en 2009 con un 15,9% de paro que se elevara al 18% en 2010. ¿Quizás estén teniendo en cuenta para calcularlo criterios de restricción del crédito que aplicara la banca en 2009?

Tal como estamos tratando a la enferma economía, es como si a un enfermo grave que necesita el apoyo de todos los que le rodean para salir adelante todo el mundo le dice que se va a morir. Seguro que o es muy testarudo y le gusta llevar la contraria, o se muere.

Aportemos un poco de optimismo y la ayuda que podamos para salvar al enfermo y aportemos cada uno nuestro granito de arena para que tenga un Feliz 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada