martes, 14 de julio de 2009

LA MANO QUE MECE LA CUNA

Si a un niño lo acostumbramos a dormir con meneos en su cuna será muy difícil que duerma de otra manera. De la misma manera, si toda la economía se menea con la intermediación de la banca, difícil será que funcione si esta no funciona correctamente y financia la economía. Pero volviendo al tema de los niños, los meneos en las cunas aunque en ocasiones eficaces no son aconsejables, ya que los niños deben de aprender a dormir solos.

Y con respecto a la mano que mece la economía, los fondos de ayuda para los bancos y los planes de rescate bancarios son vitales para evitar la parálisis económica. ¿Por qué?

Pues porque la banca tiene metida la mano en toda la economía y si deja de menear la cuna el niño se despierta gritando y pide más meneos.

Y los meneos, que permitieron tasas de crecimiento muy elevadas de la economía, pero asumiendo también elevadísimos riesgos, siendo el objetivo prioritario la maximización de los beneficios, tanto de los bancos como de sus directivos, ahora saldrán de los impuestos de todos.

El problema, es que quizás habría que hacer una revisión más a fondo de por qué se permite a instituciones privadas semejante control sobre la economía, no debiendo ser la solución que los platos rotos los paguemos entre todos, ya que esta no es manera de educar a un “niño” a asumir sus responsabilidades.

Y aunque algunos países castigan duramente a sus “niños” nacionalizando bancos y depurando cúpulas directivas, los niños seguirán controlando la economía en la seguridad de que si vuelven a romper platos los estados repondrán las vajilla, ya que "la mano que mece la cuna es la mano que domina el mundo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada