martes, 25 de agosto de 2009

PRUEBA DE ACCESO AL CONSEJO DE MINISTROS


Un día escribí una carta titulada “Un barco llamado capitalismo” que fue publicada en La Voz de Galicia, El Faro de Vigo, La Opinión de la Coruña, El País y en Globedia, meses después me entero que dicha carta acabo en un examen de acceso a la Universidad como comentario de texto.

Hoy voy a escribir una pequeña prueba que debería formar parte de un examen para poder ejercer como Ministro.

Imaginemos que hay una batalla que dura varios meses, en dicha batalla hay muchas bajas e infinidad de heridos de diversa consideración. La intensidad del fuego cruzado es tan grande que los heridos y muertos siembran el campo de batalla. Sin embargo, todos los heridos se aferran a la vida y a la esperanza de que una tregua les permita ser evacuados para poder reunirse con sus familias. Un buen día se produce esta tregua y los equipos de asistencia sanitaria comienzan su trabajo. Cuando llegan al campo de batalla se dan cuenta de que no van a poder evacuar a todos los heridos a los hospitales, ya que no tienen medios suficientes para atenderlos a todos. Entonces llaman al máximo responsable que se encuentra en un cómodo despacho alejado del frente de batalla y le preguntan.

­ Es imposible atender y evacuar a todos los heridos. ¿Que criterio seguimos?

Que respuesta seria la correcta para un candidato a Ministro:

a) Por la gravedad de las heridas, los más graves primero.
b) Los que lleven más tiempo heridos ya que también llevan más tiempo sufriendo.
c) Teniendo en cuenta la gravedad de las heridas, y el tiempo que lleven heridos.
d) Los últimos en ser heridos, independientemente de la gravedad de las heridas.
e) Retírense inmediatamente sin atender a ningún herido, ya que si llenamos los Hospitales se incrementara el déficit del estado y tendremos que pagarlo entre todos subiendo los impuestos.

Quizás cualquier ciudadano sin pretensiones de ser Ministro contestaría alguna de las tres primeras respuestas pensando en el lado humano de la desgracia de los caídos en el campo de batalla, pero un candidato a Ministro pudiera ser que contestara otra cosa.

Y es que el abandono de los parados que han agotado sus prestaciones antes de 1 de agosto por el gobierno, y las críticas de los que aspiran a gobernar por ayudar a familias que han perdido sus recursos, diciendo que no necesitan limosna, me hace reflexionar sobre si se debería implantar un examen para acceder al Consejo de Ministros.

2 comentarios:

  1. Lo que no se puede permitir hoy en día es que una persona que no sepa ni leer ni escribir pueda ser el alcalde de un pueblo o ciudad, y eso es posible, pues no hay ningún requisito.

    Si para cualquier profesión te exigen una titulación, experiencia, etc. como es que para gobernar una ciudad no te exigen nada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo, debería exigirse una titulación o por lo menos experiencia similar acorde con el cargo a desempeñar. Lo que les salva de es que para acceder a puestos de la administración del estado si no es por enchufe hay que opositar, tener titulación, etc., y esta gente con su esfuerzo y formación la que sustenta el aparato político.

    ResponderEliminar