jueves, 3 de septiembre de 2009

¿DÓNDE ESTÁ EL NORTE?



Se dice que se ha perdido el Norte cuando alguien se encuentra desorientado y ha perdido la dirección u objetivo que seguía. En los duros tiempos de crisis mundial que vivimos, la imagen que nos quieren dar los lideres mundiales es de unidad frente a la crisis, y a tal efecto no dudan en fotografiarse en grupo, dándose la mano, o una palmaditas en los hombros, eso si siempre procurando sonreír.

Sin embargo, las medidas anticrisis tomadas no parecen despejar la sombra del paro que acecha a los trabajadores, volviendo en España a retomar la senda alcista con un aumentó de 84.985 personas respecto a julio. Y aunque en otros países de nuestro entorno parece que empiezan a brotar brotes verdes, quedan tiempos duros por venir, algo que preocupa mucho a los consumidores que retraen su consumo apoyados por las restricciones bancarias al crédito, y eso a pesar de que nos dicen que el índice de confianza de los consumidores sube por sexto mes consecutivo. ¿Como será posible?

Los electores por su parte castigan sin piedad a los gobernantes de turno en un intento de que se escuchen sus lamentos ante la angustiosa situación que vivimos. Pero aunque reconozco la dificultad de dirigir los designios de los ciudadanos en estos duros tiempos, los gobernantes de todos los países debían de tener un poco más claro dónde está el Norte, ya que para eso tienen a su disposición innumerables asesores a su servicio y unos ministerios repletos de funcionarios en los que apoyarse para encontrar el rumbo correcto. Sin embargo, el barco en el que todos viajamos no acaba de encontrar el rumbo correcto, y continúa despedazándose en medio de un Huracán, el cual aunque ha pasado de fuerza 5 a 4, continúa azotando duramente la economía mundial, sin que por el momento nuestros gobernantes consigan sacarnos de tan azarosa situación.

En este contexto, considero de inestimable valor usar una buena brújula que nos indique dónde está el Norte, ya que si nos dirigimos mucho al Este nos podemos encontrar con un comunismo obsoleto, si vamos directos al Oeste nos encontramos con el Neoliberalismo económico causante de la crisis, y si nos dirigimos al Sur podemos encontrarnos con un desierto económico. Por lo tanto, hay que buscar el Norte, y este quizás se encuentre en intentar la utopia de buscar un consenso similar al que vivimos en la España de la transición. Pero para que nuestros dirigentes políticos, agentes sociales y económicos consigan llegar a un acuerdo de estado quizás necesiten sentirse arropados por unos millones más de parados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada