miércoles, 25 de noviembre de 2009

DECLARACIONES DEL DIRECTOR GERENTE DEL FMI STRAUSS-KAHN


La crisis financiera está casi bajo control, aunque cerca del 50% de las pérdidas de los bancos podrían seguir ocultas, una proporción que es mayor en Europa que en Estados Unidos, y advirtió de que, históricamente, no habrá un crecimiento fuerte ni saludable sin una "limpieza completa" de los balances de los bancos.

La economía mundial está comenzando a ver el final del túnel, pero no será hasta 2010 cuando el desempleo comenzará a disminuir en los Estados Unidos y Europa.

Lo sucedido con los 'bonus' bancarios puede parecer "indignante", ya que las entidades se han salvado gracias al apoyo del dinero publico.

Hay una relación clara entre sueldos excesivos y toma de riesgos, además de la existencia de otros problemas por resolver, como la recapitalización de los bancos. "La cuestión es crítica porque aún se puede producir una crisis financiera y la reacción no puede ser la misma: no vamos a ver dos veces la inyección de miles de millones de dólares de dinero público en el sector financiero".

Los bancos tiene que financiar su propio seguro para hacer frente a riesgos sistémicos futuros para que si en el futuro se reproduce una crisis financiera, el dinero no salga de las arcas públicas, sino del propio sector, porque los ciudadanos, en caso de una crisis similar, no estarían dispuestos a que el dinero público volviera a salvar el sistema financiero

En caso de que se reprodujeran las condiciones de la crisis financiera, "la reacción sería extremadamente violenta" con un repliegue de países o bloques económicos.

"En este asunto, está en juego no sólo la regulación del sistema financiero" o el desarrollo económico, sino "la estabilidad de nuestras democracias", afirmó Strauss-Kahn ante un auditorio de altos dirigentes de banca, a los que señaló que "nada garantiza que podamos resolver otra vez" una situación de crisis similar.

"Hay mucho que hacer para disminuir el riesgo" que asumen las entidades financieras.

La crisis financiera ha sido "una crisis de la reglamentación y de la supervisión", aunque se vinieran a sumar otros elementos agravantes como los desequilibrios internacionales.

Hay que buscar un acuerdo internacional que, entre otros puntos, establezca una unificación de la reglamentación, criterios comunes para los mecanismos de salida de crisis, una armonización de las garantías y la protección del cliente de los bancos, y mecanismos para que los supervisores compartan su información.

El sector financiero debería centrarse en su cometido, la intermediación financiera.

"No hay crecimiento posible sin un sector financiero activo".

Fuente: Faro de Vigo: El FMI sospecha de que la banca aún oculta la mitad de sus pérdidas

No hay comentarios:

Publicar un comentario