lunes, 15 de febrero de 2010

UN PACTO DE ESTADO PARA GANAR LA PARTIDA A LA CRISIS


A estas alturas de la crisis, el que piense que tiene su puesto de trabajo asegurado o es que vive en otro país o es que no sabe nada de historia. Y es que con un paro que no cesa y unas arcas públicas exhaustas, el empobrecimiento de la población española puede acabar degenerando en estallidos sociales si la situación continua deteriorándose y prolongándose en el tiempo, algo de lo que ya se nos previno en el Foro de Davos.

Estaríamos ciegos si no miráramos atrás en el tiempo, para recordar como los pueblos son capaces de derribar muros que separan países y bloques económicos, estaríamos mudos si no criticáramos a unos dirigentes políticos y económicos que han mirado para otro lado mientras las burbujas especulativas se hinchaban y que ahora se muestran inoperantes a la hora alcanzar acuerdos que nos permitan capear mejor el temporal, y nuestros dirigentes políticos estarían sordos si no escucharan el clamor popular que busca un consenso y una imagen de unidad frente a una de las mayores amenazazas a la que se enfrenta nuestro país desde hace mucho tiempo.

Es hora de arrimar el hombro, de remar en la misma dirección, y tal como dice el Rey de buscar "grandes acuerdos" que permitan "recuperar juntos, cuanto antes, el crecimiento fuerte y duradero".

Y si los partidos de la oposición echan el ancla, que piensen que quizás ganen las próximas elecciones a capitán de un navío que ahora se encuentra a la deriva, pero que para cuando puedan hacerse con el timón el barco puede tener ya tantas vías de agua que sea ingobernable. Además el PP, que ahora le tocaría apoyar, podría exigir y condicionar su apoyo a algo razonable, justo y que le podría abrir las puertas del gobierno de España y es exigir el mismo apoyo para el partido más votado en las próximas elecciones, ya que a la vista de los sondeos tampoco tiene asegurada la mayoría absoluta a pesar de la caída del PSOE.

Sería más responsable pues pactar entre todos soluciones a unos problemas comunes, llegar a acuerdos y pactar las líneas de nuestra política económica para los próximos 10 años.

Comparto pues la opinión de todos aquellos que buscan consensos, y defiendo que nuestro monarca intensifique contactos encaminados a buscar soluciones a los sufrimientos de un pueblo que desea trabajar y aportar su contribución a que nuestro país siga siendo un gran país.

Y es que en el tute el caballo y el rey de triunfos suman cuarenta y pueden ganar una partida y separados a lo máximo que pueden aspirar es a llevarse una baza.

8 comentarios:

  1. Interesante el punto de vista de realizar un pacto que vaya más allá de las elecciones.

    Sin embargo, déjame que sea pesimista y crea que el PP va a poner todo tipo de obstáculos a la hora de negociar un acuerdo, y que aunque el PSOE acceda sus reivindicaciones, aparecerán nuevas y nuevas trabas que impedirán el consenso.

    Veo demasiado abismo entre unos y otros. Una encuesta en Antena 3, en la que se pedía la opinión sobre esto, concluyó en que más del 90% de los encuestados no creía que pudiera haber ningún tipo de pacto entre los dos partidos más votados.

    Los políticos piensan más en la política que en la sociedad.

    Buen artículo.

    saludos.
    josecarlos.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo voy a ser optimista por un lado y pesimista por otro. Si el rey se esta involucrando y reclamando consensos y acuerdos contra la crisis es que de momento los brotes verdes los vera él por primavera en la Zarzuela, pero la situación económica y política le empieza a quitar el sueño. Por otra parte si los políticos continúan arreándose mamporros y la situación no empieza a corregirse quizás dentro de poco no puedan recaudar impuestos ni para pagar sus sueldos. Así que creo que acabaran llegando a un acuerdo, ya que el PP también corre el riesgo de quedarse fuera de un pacto que apoyen la mayoría de los partidos políticos y eso también le puede pasar factura electoral.

    ResponderEliminar
  3. “La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca” Heinrich Heine
    Como esta actuando la Fed., huida hacia adelante, con la TAF, linea de subastas a plazo y con acuerdo de intercambio reciproco de divisas-swaps-con el BCE y el SNB.Porque pongo este ejemplo, porque estamos en una sitaucion de impasse, donde se estan llevando a cabo politicas no convencionales porque hay que dar paso a otra arquitectura financiera, la actual con la globalizacion sin freno esta caduda.Despues de una gran crisis hya grandes cambios. Y en España, lo mas preocupante es que ni a derecha ni a izquierda tienen un rumbo, aunque pactaran entre ellos no tienen un rumbo claro. Alguien ha escuchao a a lgun politico que entre a debatir sobre a donde se dirigen las finanzas, que papel deberan tener los estados, como pueden controlar los flujos migratorios, como pueden controlar la caida de productividad y competitividad ante emergentes..no tienen ni idea van perdidos, solo saben huir hacia adelante y ver si pueden conseguir ganar tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Pues si que esta loca la economía. Nuestros irresponsables políticos tenían que saber que las burbujas especulativas acabarían reventando pero las dejaron seguir creciendo. Tal y como dices una globalización sin freno es un suicidio para muchos estados, pero el poder económico pesa más que el poder político y así nos pueden decir que no somos competitivos al tener que competir nuestra mano de obra con la de países donde no hay prevención de riesgos laborales, se pagan salarios de miseria y se hace trabajar a la gente hasta reventarlos. En cuanto al rumbo de nuestros políticos el único que siguen es el de ganar las próximas elecciones.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, visto el debate de hoy, creo que ya sabemos a ciencia cierta que podemos ser pesimistas sobre un acuerdo entre los dos grandes partidos. Además, parece que, ni los demás quieren arrimarse al PSOE.

    ResponderEliminar
  6. Triste pero cierto. A perro flaco todo son pulgas. Sin embargo estas pulgas no quieren matar al perro y apoyar una moción de censura, prefieren que se debilite para raspar cuantos más escaños mejor en las próximas elecciones. El espectáculo de nuestros políticos es absolutamente lamentable.

    ResponderEliminar
  7. lamentable, ganar tiempo...creación de comisiones...parciales para acuerdos parciales..cuando la magnitud de la crisis requiere reformas y pactos de estado, se requieren medidas de gran calado, a 10 años vista para generar productividad, competitividad, para mejorar la educación ,para establcer incentivos via meritocarica en parte de sueldo variable segun eficacia, tanto en lo publico como en lo privado, preparar el entorno para el co-pago, para las empresas mixtas, para medidas flexibles en jubilacion, con planes mixtos..todo esto requiere tiempo, consenso pactos.... Ramon

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo contigo, si no se cierra un pacto de estado por lo menos a 10 años vista estamos apañados. Además, ¿que pasará si el partido popular no tiene mayoría absoluta en las próximas elecciones? Suponiendo que las gane, o ¿que pasará si el PSOE obtiene una victoria por la minima? Todas estas cosas se pueden pactar y otorgar un amplio margen de maniobra al partido que gane las próximas elecciones, pero no podemos perder estos dos años.

    ResponderEliminar