martes, 22 de febrero de 2011

GADAFI: EL FARAONCILLO DEL RIO DE LOS MUERTOS

Parte de los dominios del faraoncillo Gadafi se extienden por los restos del antiguo pueblo de los garamantes, en el desierto de Libia, el cual se encuentra sembrado por miles de tumbas y decenas de pequeñas pirámides, de no más de tres metros y de influencia egipcia

Los garamantes fueron el único estado paleobereber que no pudo conquistar Roma, a pesar de intentarlo en dos ocasiones. Esta tribu cuya capital fue Garama habitó en un oasis, rodeado por 400 kilómetros de desierto, conocido por los musulmanes como el río de los muertos en la región de Fezzan, actualmente en Libia.

Y del río de los muertos, pasamos a los 250 muertos que el autoproclamado “Hermano Líder y Guía de la Revolución” ha dejado ya en su país, donde un nuevo río esta brotando en el desierto, el río de la sangre, como así lo denomina el hijo del dictador.

Muertos y sangre, será el legado de este faraoncillo, cuyo destino debería de ser alguna tumba anónima en el río de los muertos, porque un dirigente que ataca a su pueblo con aviones y helicópteros, masacrando indiscriminadamente a su gente no es ni digno de recibir sepultura, debiendo ser arrojados su restos a los buitres del desierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario