jueves, 19 de mayo de 2011

POR UNA CLASE POLITICA POR Y PARA EL PUEBLO.

“La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo.”

Abraham Lincoln.


Hay quien dice que la gravedad de la crisis no se podía prever, pensaban que la bacanal duraría eternamente, que la financiación era ilimitada y que los riesgos no existían.

Pero los riesgos existen, y si alguien minimiza los riesgos de fumar dos cajetillas de tabaco al día, pesar 150 kilos, beberse una botella de alcohol a día y alimentarse de comida basura, lo normal es que no llegue a viejo.

Y así nos encontramos ahora en una dieta que nuestra economía tiene que hacer forzosamente, pero en la cual los médicos que deberían curarnos discuten, no se ponen de acuerdo en el tratamiento, algunos nos chupan el tuétano y mientras sus discursos nos dicen que adelgacemos ellos se ceban con la comida que nos quitan.

Pero, hoy no voy a hablar de la falta de miras de nuestra clase política, del tan reclamado pacto de estado entre nuestras clases dirigentes para que todos juntos saliéramos de la crisis, hoy lo que voy a pedir es que entre todos tengamos la altura de miras necesaria para darnos cuenta del momento histórico que vivimos y la madurez que en España hemos tenido en la transición y en momentos históricos como el 23 F.

Porque la decisión de la junta electoral central declarando ilegales las concentraciones el sábado y el domingo del movimiento 15 de mayo, pueden ser el detonador de los estallidos sociales que ya hace tiempo nos vienen vaticinando. Y es que aunque nuestra situación no es comparable con la de los países del Norte de África, el sistema tienen que cambiar, porque la presión que empieza a ejercer la dictadura de los mercados amparada por nuestra clase política tanto española como europea empieza a ser insoportable.

Pero por otra parte, hemos ganado mucho en estos últimos siglos, y debemos de buscar consensos que nos permitan principalmente:

- Mejorar nuestro sistema político para que los ciudadanos nos sintamos verdaderamente representados.

- Reducir la corrupción a la mínima expresión y dignificar a una nueva clase política que trabaje por y para el pueblo.

- Regular a nuestras entidades de crédito y ponerlas al servicio de ciudadanos y empresas en lugar de poner a estos al servicio de estas para incrementar sus cuentas de resultados y rescatarlas cuando los riesgos con los que se han enriquecido accionistas y directivos pasan factura.

- Y trabajar para dejar de hablar de una generación perdida, porque sin nuestra juventud no tenemos futuro.

Publicado en el Faro de Vigo.

4 comentarios:

  1. Me pasé por la manifestación de Elche, y la gente, la verdad, está muy indignada. Casi todos tenían problemas por la falta de trabajo y la mayoria veía peligrar los pagos de sus préstamos hipotecarios. Una madre salió a hablar con un megáfono con un discurso muy emotivo, te das cuenta de lo mal que lo estan pasando la gente. Esta situación tiene que cambiar, y si los políticos son parte del problema, para buscar una solución habrá que cambiar de politicos.

    ResponderEliminar
  2. Esta claro que a estas alturas de la crisis ya se ha decidido quien la va a pagar y como la estamos pagando.

    Esto de todas formas es algo que tenia que pasar, lo raro es que no halla pasado antes, y no ha sido así porque los sindicatos se han convertido en una especie de partidos políticos que se nutren del sistema.

    Y aunque echemos la culpa a los mercados, la responsabilidad es de las personas: de políticos incompetentes y corruptos, de banqueros que se han enriquecido asumiendo excesivos riesgos y ahora se prejubilan con pensiones millonarias, de las multinacionales que antes eran empresas publicas y ahora despiden a trabajadores mientras pagan primas millonarias a sus directivos, etc, etc....

    Estamos en una encrucijada José, y el sistema o empieza a cambiar o veremos como acaba todo esto.

    ResponderEliminar
  3. Me temo que para acabar con todo esto va a ser dificil, los problemas van aumentar.Lo políticos son muy reacios cambiar porque no saben cómo lo van hacer , no están por la labor
    y además están acostumbrados a vivir a cuerpo de rey, esto todo les viene muy grande.No hay más que ver los caretos de los lideres de los partidos mayoritarios echándose la culpa unos a otros de lo que está pasando,¿cuándo se van enterar que el problema es de todos ellos? y tienen que ponerse de acuerdo para intentar apagar le fuego, pero con hechos reales no con palabrería.Esto no ha hecho más que empezar.Un saludo

    ResponderEliminar
  4. “La mayor parte de los humanos crecemos como los árboles, nacemos y crecemos flexibles, hasta que llega un momento que nos volvemos rígidos encerrándonos en nosotros mismos. Sin pararnos a ver que otro mundo diferente crece a nuestros pies. Y es esta rigidez la que conduce a la ruptura con éste nuevo mundo, olvidándonos de la flexibilidad con la que crecimos cuando buscábamos una luz que nos guiara en un mundo en el que empezábamos a despertar. Una luz a veces utópica, pero en definitiva una luz que es el motor de nuestras vidas, y que una vez alcanzada, pone en peligro toda la estructura flexible que nos hizo posible llegar a ella, corriendo el peligro de querer conservarla prisionera en nuestro interior, sin compartir ni un rayo de luz con los que en su natural proceso de crecimiento ansían alcanzarla."

    http://cuentosdesdevigo.blogspot.com/2009/01/el-arbol-de-la-vida.html

    ResponderEliminar