domingo, 14 de agosto de 2011

EL DESPERTAR DE UN NUEVO AMANECER

Esta la noche entre dos días, o el día entre dos noches.
Esta la paz entre dos conflictos, o el conflicto entre dos periodos de paz.
Luce el sol entre los días lluviosos, o es la lluvia la que interrumpe los días de sol.
Vemos el mundo con nuestros ojos, o son nuestros ojos los que ven pasar la vida.


Ser o no ser, vivir o ser vividos, abrir los ojos y ver o cerrarlos para no ver, despertar o dormir con los ojos abiertos.

Y el tiempo, motor de la vida, motor de los lamentos, corre por los días, duerme por las noches. Noches que se prolongan en la Antártida de nuestros lamentos, lagrimas que se evaporan con el sol de un nuevo amanecer.

Pero siempre en nuestra mano esta el decidir, intentar ser felices o resignarnos a que la infelicidad nos venza. Porque siempre volverá a salir el sol, porque la lluvia fortalece nuestras raíces y nos permite aprovechar sus rayos mejor.

Vive, abre los ojos, despierta a un nuevo amanecer y sueña por las noches con el despertar de un nuevo día. Porque cada vez que soñamos despertamos en la noche. Porque sin sueños dormiremos con el sol frente a nuestros ojos.

Soñemos con un nuevo modelo económico.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga

4 comentarios:

  1. Un nuevo modelo económico que tal vez implique una nueva forma de organización social...

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  2. Hay mucho que cambiar o el sistema evoluciona o se revoluciona. Evolucionar hacía una nueva forma de organización social sería un buen comienzo.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta tu escrito de esperanza,que ésta sea lo último que se pierda.Queda un largo camino por andar pero estoy seguro que de una forma u otra lo andaremos,mientras tanto es bonito soñar aunque lo sueños, sueños son pero ayudan a vivir despiertos.Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario Miyares, es el sueño de una noche de verano, de un verano que aunque por Galicia no esta siendo muy caliente, nos calentamos con la economía.

    ResponderEliminar