martes, 1 de noviembre de 2011

EL TRUCO O TRATO GRIEGO

El truco o trato (trick-or-treat en inglés), o lo que es lo mismo dulce o susto, típico del día de Halloween que se extiende por todo el mundo revitalizando la industria de la calabaza, ha llegado a Grecia y de la boca de su primer ministro Yorgos Papandreu nos pega un susto que nos deja tiesos, dispara las primas de riesgo, funde las bolsas y prepara las calabazas a su amados Merkel y Sarkozy.

Y así con las calabazas de Halloween y el truco Griego, que a punto de hundirse el barco en el que viajan somete a referéndum las condiciones del rescate, después de que a su quebrado barco le quitaran un 50% del lastre de su deuda, supone el anegamiento de otro compartimiento estanco de este Titanic a punto de zozobrar.

Zozobra de una Europa en puertas de otra recesión, y en la que las ideas para sacarnos de la crisis asoman en una España en plena campaña electoral en la que el paro supone un lastre inasumible que hace difícil que despeguemos económicamente y moralmente.

Y así con la moral por los suelos los españoles en el día de todos los santos rezamos por nuestros difuntos, entre los cuales se encuentra nuestra economía, esperando su resurrección tras unas elecciones en las que nunca tantos parados acudirán a las urnas.

4 comentarios:

  1. Gran artículo. Grecia es la "crónica de una muerte anunciada"...y sacude a los PIGS (y al Euro) donde más duele. España va a pasarlo mal.
    ¿Puede el BCE aplicar la misma medicina “monetaria” para todos los países? No voy a entrar en detalles, pero es evidente que el paro y la inflación son distintos en España y en Alemania.
    El interés del BCE por controlar la “inflación comunitaria” perjudica claramente a España.

    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mark, tal y como dices es la crónica de una muerte anunciada, la quita del 50 % de la deuda griega supone de hecho la quiebra de Grecia, o su concurso de acreedores. El problema es que con un estado no se puede hacer como con una empresa y liquidar sus activos y es a este juego al que deben de estar jugando los griegos. Creo que lo peor de esta crisis es la prolongación de la agonía de los moribundos para repartir sus deudas entre los contribuyentes. En mi opinión las perdidas las deben de afrontar los que exponen sus capital y no los contribuyentes de toda Europa. Aunque no obstante la actitud del primer ministro griego me parece que da un toque de surrealismo a esta crisis . Solo le falto anunciar el referéndum disfrazado de esqueleto. Tal y como dices las medicinas hay que aplicarlas según la enfermedad y en Europa hay muchas diferentes, mientras que unos tienen gripe, otros tienen metástasis, quizás sea por el tema de los genéricos que parece que todos nos curaremos con dieta y paracetamol.

    Y coincido plenamente contigo en la preocupación enfermiza por el control de inflación, este tendrá que hacerse cuando empecemos a crecer un poco. Si quieren controlar la inflación lo que tienen es que fundir a sanciones a la banca que pacta las subidas de las comisiones y a las multinacionales que suben precios al unísono.

    ResponderEliminar
  3. Hola José Ramón, es un placer leer tus comentarios siempre das en el clavo, que hoy en día con el cacao mental que circula en los medios de comunicación decir que uno se mantenga cuerdo es una heroicidad.¿Nos rebajarán el 50% de nuestra deuda cuando estemos a punto de quebrar en España?Tras las elecciones vamos a sufrir una purga que vamos a quedar en los huesos,cuando se descubra la verdad de nuestra situción económica y nos aplique MerKel la medicina para curarnos la gripe de la gran defitosis.¿Y me pregunto para qué sirve el Gobierno Europeo,para cobrar los salarios y dietas?Un fuerte abrazo amigo que a mí me cuesta dormir pensando en que puedo perder los cuatro ahorros de mi sudor depositados en el banco.

    ResponderEliminar
  4. Como esto siga así será mejor guardar el dinero dentro de una calabaza. En cuanto a España no creo que lleguemos a quebrar, por la sencilla razón de que hay cantidades ingentes de euros que nos podemos ahorrar racionalizando la estructura del Estado. Yo creo que desde Europa deberían pactarse el número de representantes del pueblo en función del número de habitantes y luego cada cual que se los reparta como quiera. Creo que en España no necesitaremos la quita del 50 % de la deuda pero si del 50 % de representantes, tanto políticos como otros subvencionados por nuestros impuestos.

    ResponderEliminar