domingo, 24 de junio de 2012

RESCATE O RENDICIÓN DE ESPAÑA


España se calienta, hay alerta por ola de calor, las hogueras de la noche se San Juan iluminan la noche y estamos a punto de endosar a los ciudadanos españoles un préstamo de unos 100.000 millones de euros sin tan siquiera conocer sus condiciones.

Desde la Unión Europea se presiona a España para que solicite el rescate, mientras Alemania respira tranquila y anima a España a pedir el rescate y de paso asegurar el retorno de unos prestamos a unos bancos que financiaron la burbuja inmobiliaria.

Y al igual que a Japón cuando estaba a punto de perder la II Guerra Mundial se nos da un ultimátum para pedir el rescate antes del lunes, y sino ¿qué pasa sino lo pedimos antes del lunes?. Nos tiraran una bomba atómica los mercados, o será España la que tirara la bomba atómica al Euro.

La irresponsabilidad de Alemania en la gestión de la crisis y la negligencia del Gobierno español es como una tormenta perfecta, en la que mientras los prestamistas alemanes no quieren asumir las perdidas en sus prestamos y se empeñan en fagocitar a los países deudores, los países deudores parecen tumbarse patas arriba cual perros vencidos esperando las dádivas europeas y las condiciones de la humillante rendición.

En que cabeza cabe pedir un crédito sin conocer las condiciones, hasta en las rendiciones en los campos de batalla se conocen estas antes de la rendición, aunque esta sea una rendición sin condiciones.

Es la rendición incondicional de España lo que se pretende, su humillación, que los señores de negro como los llama el ministro de hacienda ocupen una planta de nuestros ministerios.

Seguimos avanzando en la desunión europea queriendo hacer pagar un plus de sufrimiento a unos ciudadanos que la única culpa que tienen es estar dirigidos por unos malos gobiernos que se han convertido en unos titiriteros de los mercados.

Espero por lo menos que España tenga la posibilidad de ganarle a Alemania la final de la Eurocopa por goleada, auque quizás no debiera, no sea que se endurecen las condiciones de nuestro rescate.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario