miércoles, 8 de abril de 2009

RELEVO DEL JEFE DE BOMBEROS

El incendio continua y de momento la lluvia no llega o caen unas gotas que no acaban de sofocar el incendio del edificio capitalista. La prometida lluvia de millones quizás llegue cuando el edificio este totalmente calcinado y la lista de paraísos fiscales parece la nota de la compra, donde se añaden y se tachan países mientras se pasea por el supermercado.

Y mientras tanto el cansado jefe de los bomberos, incapaz de controlar el fuego ya no tendrá que envidiar al ex ministro Bermejo y quizás puedan ir juntos de caza a algún coto donde tengan licencia.

Cacerías aparte, el relevo de un jefe de bomberos en medio de un gigantesco incendio es significativo de que aun queda mucho por arder, y que el actual jefe o esta muy fatigado para seguir la lucha contra el fuego o su pesimismo contagia al resto de la brigada que intenta que no se queme todo.

En cualquier caso el aire fresco siempre viene bien para el fuego y las brigadas de extinción.

¿Quizás relevado Solves las previsiones sobre la extinción del incendio sean homogéneas?

Y una vez sustituido Solves, del que Candido Méndez criticaba poco antes de su relevo su pasividad en su lucha contra el fuego, ya solo queda apagar el fuego y que coincidan las previsiones del gobierno con las del Banco de España, la oposición, entidades financieras y organismos europeos.

Previsiones aparte, la economía se sigue desangrando y los torniquetes ya no hacen efecto. Es el momento de operar a vida o muerte. Señora Salgado, ¡Sálvenos por favor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada